SÓTANO PARAÍSO

Y sin embargo, dices que no hay vuelta.

Lo necesario tiembla, los restos hablan,
avisan desde el gesto, lo incierto se disipa,
el espejo se retira, comienzan desde nada,
caben en el mundo, inclinan sus vestigios
hacia nosotros

y dices que no hay vuelta.

COINCIDENCIA EN TÉRMINOS

No debes olvidar
que también existen, que son reales.

Que están cerca. No debes olvidarles.

No te cantaré mi principio, semejante,
no quedan. No te cantaré. No debes olvidarlo.
Querer es la forma egoísta del amor, semejante,
no debes olvidarlo.

Conjuraré ciertos fantasmas, visitaré sus esferas,
romperé el lapso, estarán ciertos. Esto
no debes olvidarlo.

Tú no debes acercarte a mí, semejante,
no debes cantar tu principio,
debes olvidarme.

Serás mi paso, tendrás mi respeto,
si no olvidas su presencia,
si me olvidas, si no olvidas
que están siendo.

EL AUTISTA IV


Espacio o distancia que hay de un tiempo a otro o de un lugar a otro. Conjunto de los valores que toma una magnitud entre dos límites dados. Diferencia de tono entre los sonidos de dos notas musicales.

(R.A.E.)




Prefiere haber sido otra cosa. Dice querer no viajar más por el abismo cambiante de su temperatura, ni por su propia imagen estática. Suspira por transformarse en cualquiera de sus negaciones, especialmente en su perfecto contrario. No soporta, grita, su séquito de rarezas: la distancia

sus variantes.

Le oigo murmurar entre dientes que hará desaparecer su propio centro pues es el principio de todos sus márgenes.

No dice por qué lo sustituirá.

ABUELO CIBORG

No reconoce los rostros, detecta
a sus seres queridos
si ellos le pulsan la frente
pero a veces el escáner dice error
y es necesario pasar al modo afecto.

Resaca de Shandy

Mr. Clark, nuestro dinamitero poeta ibicenco, tras verse absorbido por la bulliciosa y etílica vorágine de la vanguardia salmantina, nos deleita con una reflexión sobre la condición de "grupo" en el ámbito de la farándula.
Imprescindible documento Shandy:
DISECCIÓN DE LA TURBA MODERNISTA

La Turba Modernista es ecléctica y desconcertante. Sobrevive débilmente cimentada sobre ciertos principios soviéticos donde el trabajo individual engrana en una máquina imposible que gusta de llamarse colectivo. Así fulano escribe poemas, mengano pinta, zutano maqueta y fulana, bueno, todos sabemos lo que hace.
La Turba Modernista está compuesta, en su mayoría minoritaria, por hombres. Hecho que inquieta y turba a la Turba sin que sepan ponerle remedio al asunto. Es por este motivo que la insólita aparición de una mujer entre la Turba da lugar a duelos al alba, poemas satíricos, dibujos obscenos en la puerta de los lavabos y al nacimiento de varias docenas de blogs.
La Turba Modernista gusta mucho del manifiesto, el fanzine, la revista gratuita y de todas las causas perdidas que, por lo general, no reportan ingresos.
La Turba Modernista no se ve complacida ni por los gatos ni por las vacaciones.
La Turba Modernista es, sobre todas las cosas, deshilachadamente alcohólica y oronda, sus miembros gustan de la fractura pretérita y futura, de los liceos (franceses e italianos), del bilingüismo, del bastón y de la muleta, de los poemas visuales y de la seguridad de ser Turba ante todo.
La Turba Modernista puede convocar una turbia reunión en cualquier instante, en cualquier cafetería/terraza u hotel con la seguridad de que sus miembros irán apareciendo según se desarrolla el acto.
La Turba Modernista gasta pequeñas fortunas en teléfono, en ginebra y en amor, sus tres ocupaciones predilectas.
Los depauperados miembros de la Turba están unidos por frágiles lazos de confianza, no gustan del chisme, del despropósito ni del ecumenismo.
La Turba Modernista siente fascinación por los proyectores y, en general, por todo lo que escupe luz sobre el mundo.
Ya que no se puede considerar, de ninguna de las maneras, que la Turba Modernista genere algún tipo de ingreso, la procedencia encubierta de su cash-flow no debe ser contemplada por este estudio, limitado a la Turba Modernista.
La Turba Modernista es joven y, ante todo, Moderna en el sentido moderno de la palabra.
Cuando muere un miembro de la Turba, algo que suele suceder cada tercer miércoles de mes, los miembros supervivientes bajan su cuerpo al Tormes y lo sientan bajo un chopo con un manual de Windows Vista entre las manos y semblante pensativo para que los niños le lancen piedras.
La Turba Modernista gusta de la librería, el pequeño hotel, el jabón, los juegos de cartas y los árboles.
La Turba Modernista se basa, sobre todo, en la seguridad de saber que nadie los echaría en falta si no existieran.
La Turba Modernista gusta de los recitales, de la escultura, de la urbanidad y de consideraciones generales sobre la estética. No muestra, asimismo, tolerancia hacia las instituciones culturales ni las comidas de empresa.
La Turba, por último, existirá siempre y ha existido siempre, con otros nombres, otros rostros y otras fracturas. Pero siempre turbada y, en la medida de sus posibilidades, turbadora.
Ben Clark

COMUNIÓN


CURA
Él mea fuera
el mea culpa

Enemigo abatir

Cartel para el difunto recital de poesía extrema, cortesía de Fabio Rguez. de la Flor. No se descarta la idea de convertirlo en el objeto poético "abatidora de enemigos". El problema es que las negociaciones con Moulinex están siendo lentas y poco fructíferas.

Poesía lejía


La foto está tomada en el PZLF estudio.
*Haga clic en el poema para leerlo sin forzar la vista.

10 MINUTOS EN LA SILLA


Tras unos pocos segundos de forcejeo Jorge Páez, director de la revista de arte y literatura "Mombaça", fue obligado a subir al Castigador Ortomático. La misión de esta diabólica máquina de tortura es anular cualquier inquietud de transgresión cultural. Las sesiones están calculadas en torno a las 6 ó 7 horas para garantizar un alienamiento del 100 %. Con él sólo hicieron falta 10 minutos. A los 5 minutos dijo: "Quiero volver a ver El Guardaespaldas, ¿la alquilamos?". A los 7 minutos tarareaba canciones de Bisbal. A los 10 minutos, los efectos, irreversibles por completo, le hicieron decir: "Me tengo que ir, pronto empezará la misa de las nueve y todavía me tengo que poner los zapatos." Una pérdida irreparable.

EL CASTIGADOR ORTOMÁTICO DE DOMINGO SÁNCHEZ BLANCO



El terror y la posmodernidad se dan cita en el "castigador ortomático"

LA SOCIEDAD SECRETA SHANDY EN SALAMANCA

Durante la calurosa tarde del 3 de Junio del año que corre, tuvo lugar la fundación y actos de inauguración de la delegación salmantina de una de las sociedades más secretas y sectarias que existen: La sociedad Shandy. Dichos actos, mantenidos hasta el último momento en rigurosísimo silencio, contaron con la (única) presencia de la brecha cultural más influyente y poderosa de la ciudad castellana: Víctor Balcells, Ben Clark y Blas Babbia. Entre los tres, son dueños del 65% de la burbuja inmobiliaria salmantina y responsables, a su vez, de la carestía del suelo. Sin embargo, la dedicación, casi exclusiva, que profesan a la dispersión de la cultura hacen de ellos seres entrañables y merecedores de nuestra más humilde admiración.

POEMA SHANDY O NECESIDAD PORTATIL

Comienzo de los festejos

Mr. Clark y Mr. Balcells impidiendo la entrada de los ciudadanos a lo que ellos llaman "su despacho" o "el trono del talento". El rostro de Ben emana la tremenda angustia que siente por el problema de la vivienda. Víctor sencillamente se parte de risa.


Reivindicación silenciosa por lo portatil, lo sexual y lo oscuro.

MENÚ DEGUSTACIÓN

¡Cantemos juntos poesía extrema! ¿Es que nadie va a pensar en los niños?

La ilustración es del torturadísimo ilustrador David de la Mano


LOS ÓRGANOS A OSCURAS

TURNO DE NOCHE

Su pasión por la pirotecnia
viene desde la sordera de su padre
hasta la ceguera de sus hermanos
pasando por el mal humor que le provocan
los peces de colores.

CATANIA


Imagina que recuperas la consciencia
en medio de una operación a corazón abierto
ves un par de ojos concentrados en tu pecho
y sientes como hurgan en tu válvula
pugnando por encauzar tu sangre.


Ahora imagina que estás en tu mansión
junto al lago contando tu fortuna
rodeado de gente y nadie tiene unas manos
que quieran tocar tu pecho.
Entonces pierdes la consciencia.

ABUELO ESQUIMAL


Nadie se paro a pensar
que en Groenlandia, donde dice
que pasó sus días más calidos, tuviera
siempre un buen recuerdo y una anécdota
para la chica del kiosco.

El dice que sí,
que a Thule (el pueblo más al norte de la tierra)
llega la prensa diaria.

CERCO

Vivirás creyendo
en el musgo y los cartones
de tu claustro.

Sabrás de nuestro paso
por la cantidad de disolvente
que quede en el envase.

PROTOCOLO

La ceremonia de dejar la vista quieta
Entre los dedos de una mano y quién se aleja.

el precio
de ser futuros muertos
no es el mismo que están pagando ahora
los antiguos vivos.


LA FRONTERA CON EL BALBUCEO

Recital de poesía extrema o límite en el SAVOR (Salamanca). El recital contará también con la presencia de Polo a la Guitarra y Emilio Papel, miembro de la Sociedad Psicogeográfica de Salamanca. La velada pretende robarle el patrimonio del misterio a la santísima trinidad y afirmar la deuda contraída con la llamada "decencia de nivel 2", es decir, con el saber estar por motivos ajenos a la llamada "decencia de nivel 1".