LA SOCIEDAD SECRETA SHANDY EN SALAMANCA

Durante la calurosa tarde del 3 de Junio del año que corre, tuvo lugar la fundación y actos de inauguración de la delegación salmantina de una de las sociedades más secretas y sectarias que existen: La sociedad Shandy. Dichos actos, mantenidos hasta el último momento en rigurosísimo silencio, contaron con la (única) presencia de la brecha cultural más influyente y poderosa de la ciudad castellana: Víctor Balcells, Ben Clark y Blas Babbia. Entre los tres, son dueños del 65% de la burbuja inmobiliaria salmantina y responsables, a su vez, de la carestía del suelo. Sin embargo, la dedicación, casi exclusiva, que profesan a la dispersión de la cultura hacen de ellos seres entrañables y merecedores de nuestra más humilde admiración.

POEMA SHANDY O NECESIDAD PORTATIL

Comienzo de los festejos

Mr. Clark y Mr. Balcells impidiendo la entrada de los ciudadanos a lo que ellos llaman "su despacho" o "el trono del talento". El rostro de Ben emana la tremenda angustia que siente por el problema de la vivienda. Víctor sencillamente se parte de risa.


Reivindicación silenciosa por lo portatil, lo sexual y lo oscuro.